Las Pin Up, Hilda y los iconos feministas

Las Pin Up, Hilda y los iconos feministas

Esta es nueva sección en mi web. Quise inaugurarla este mes y con este tópico porque es parte de la motivación que me proveen las mujeres que me rodean a las que admiro y me apoyan.

Hace tiempo que reflexiono sobre el feminismo y su significado. Los  caminos que ha recorrido cada mujer para llegar es único y siempre es un proceso. Más allá de los ismos y lo teórico, hoy siento que soy parte del movimiento no solo por pensar así, sino por tomar acción para hacer que las cosas pasen. Desde mi lugar, trato siempre que puedo, de abrir mi espacio para compartirlo y tender una mano a otra mujer que este necesitando ese: “vos podes”.

Para este espacio, busqué algo con lo que sentirme identificada, que transmitiera los valores en los que creo. Así encontré a Hilda. Un hermoso personaje, creado en los años 50 por el artista estadounidense Duane Bryers. Tuvo su auge en los 60 y fue publicada en los calendarios de la editorial Brown and Bigelow hasta principio de los 80.

Las Pin Up surgen en los años 30 y tienen origen feminista. Estas mujeres buscaban transmitir una imagen empoderada y disruptiva de la mujer. Así es que estas “chicas”, se mostraban en poses sensuales, con atuendos sugerentes, todo un escándalo para la época. La popularidad de las Pin Up aumenta exponencialmente durante la Segunda Guerra Mundial y con ella sus significados. Las mujeres debieron asumir roles y tareas antes exclusivamente masculinas ya que los hombres eran enviados al frente. No fue el único cambio que la guerra produjo. Influenció el arte en general y las Pin Up no fueron la excepción. Surge en este momento un sub género conocido como Bomb Girls. Vestían uniformes militares y posaban en vehículos de guerra. Se pintaron en aviones y se decía, levantaban la moral de las tropas.

El termino Pin Up, refiere específicamente a fotografías, usualmente de mujeres posando sonrientes en poses casuales y sensuales. Pero hay una estética y una filosofía así denominada, que representó a la cultura pop estadounidense muy fuertemente y que aún hoy está vigente y sigue expresando feminismo a través de la expresión libre y consciente de su sexualidad y de sus cuerpos.

Cuando veo y pienso en Hilda, siento que es mi Pin Up. Ella es rolliza, es graciosa, despreocupada. No se peina mucho, ama comer y principalmente es feliz consigo misma. A través de las decenas de historias llenas de color y mensajes, Hilda me inspira. Espero que también suceda con otras mujeres que como yo, viven persiguiendo sus sueños.

Si te gustó y creés que puede inspirar a alguien más, compartilo.

Si conocés a una mujer talentosa, que te inspira, decíselo, puede que ella aún no sepa lo valiosa que es.