Adriana

Rossi

Sommelière – 

Hace 17 años tuve mi primer contacto con el vino de manera consciente. En esa oportunidad no sabía que el vino se iba a convertir en mi pasión y forma de vida. Lo que si entendí de inmediato fue que ahí había algo de lo que quería saber más. Esa magia, fue la inspiración generada por una persona que actuó como mi facilitador, que transformó ese momento en una experiencia.

A partir de ese momento, quise saber más y cuanto más aprendí, las ganas se renovaron y crecieron,  cada vez hasta hoy. Esas experiencias fueron acumulándose en mis recuerdos, en mi memoria sensorial, aprendí a disfrutarla, expandirla y compartirla.

Así han transcurrido estos años,  los últimos 7, me he dedicado a hacerlo de  manera profesional pero también más transpersonal. Entender el valor de la transmisión de la experiencia hacia los demás desde el rol de facilitador me llena de inspiración, felicidad y de esperanza.

Personal Wine Shopper es la herramienta que he creado para transmitir en lo que creo y lo que hago. Espero que les sea tan inspiradora como a mí.

¡Salud!